google    linkedin    facebook

Tel. 963 526 593 - 622 151 600

blog cabecera

  • Home
  • Blog
  • Responsabilidad de las Administraciones en el funcionamiento de sus servicios

Responsabilidad de las Administraciones en el funcionamiento de sus servicios

Los Ayuntamientos, las Comunidades Autonomas así como el Estado y resto de Admiistraciones, son responsables civiles de los daños causados en el normal o anormal funcinamiento de sus servicios, y lo son de forma obejtiva siendo responsables sin importar si el daño se generó por un mal funcionamiento del servicio, ya que también son responsables en caso de que el daño se generase por el funcionamiento normal del servio. Dicha responsabilidad es la llamada Responsabilidad Patrimonial de la Administración.

Hay numerosas situaciones en las que las Administraciones públicas pueden incurrir en responsabilidad; la responsabilidad por negligencia médica de un hospital público, una caida en la acera por mal estado de la vía pública o falta de señalización, una caida en un autobus de linea por una mala conducción o los accidentes de tráfico o los daños en un vehículo causados por el mal estado de conservación de la via, debido a un socavon o los daños causados por el mobiliario púbico como la caida de un arbo o el desplazamiento de un contenedor, todos esos daños entran dentro de la responsabilidad de la Administración y son reclamables al Ayuntamiento o a la Administración responsable correspondiente.

Sin embargo aquí nos centraremos en los casos en los que suframos daños en nuestro vehículo debido tanto al mobiliario publico; arboles, contencedores, señales, farolas, postes etc.. cuando tengamos nuestro vehículo estacionado en la vía, así como cuando estemos circulando con el por una vía pública y suframos un accidente debido a que el firme no esté en buenas condiciones para la conducción, esté deslizante debido a un vertido de aceite o el firme sea peligrosamente irregular con la existencia de socavones, en esos casos siempre se deberá antes de continuar la marcha con nuestro vehículo, llamar a la Policía Local o la Guardica Civil de Tráfico y dar aviso para que acudan al lugar y levanten un atestado de lo ocurrido a fin de poder concer la realidad de los hechos y el estado de la vía y poder reclamar contra la Administración responsable los daños causados en nuestro vehículo que deberán ser reparados y plasmado en una factura de reparación para poder reclamarlos.